domingo, 13 de marzo de 2016

Emilio García-Ruiz, del TWP: "El periodista del futuro va a tener una presencia enorme en las redes sociales"


HUESCA.- Tras sorprender con la adquisición de The Washington Post en 2013, Jeff Bezos, fundador de Amazon, se dirigió a los periodistas del diario con una carta en la que les pedía "inventar" y "experimentar". Ahora, dos años y medio después, la edición digital del periódico ha superado en número de usuarios al mes a The New York Times, por encima de los 75 millones.

 El editor jefe de la edición digital, Emilio García-Ruiz, que esta semana ha asistido al XVII Congreso de Periodismo Digital de Huesca, ha sido testigo de la transformación del medio en uno de los más leídos en internet del mundo. Y no sólo desde la llegada de Bezos, sino desde que este gigante de la prensa tradicional comenzó a volcarse en internet, hace 20 años.

García-Ruiz, que reconoce los desafíos de la prensa en la transformación digital, se muestra optimista por las oportunidades que se abren. El periodista subraya la importancia de implementar nuevas estrategias en las redacciones, especialmente aquellas destinadas a la difusión de los contenidos en las redes sociales, las grandes y también las más pequeñas, así como su adaptación a todas los dispositivos electrónicos y las nuevas formas de consumo de los lectores.

¿Cómo se ha llevado a cabo en The Washington Post desde 2013 la recomendación de Jeff Bezos de "experimentar" en el periódico?

Jeff Bezos nos dio la oportunidad de no preocuparnos por el momento. Pensamos mucho más en el futuro. Y cuando piensas en el futuro, tienes tiempo para experimentar en asuntos totalmente distintos. Así que nosotros intentamos experimentar en todos los sitios en los que creemos que debe estar nuestro contenido. Y teniendo en cuenta que estamos en una revolución enorme de comunicación, que la gente se está comunicando de una forma distinta, eso quiere decir que hay que estar en todas la plataformas.

Esto empieza con Facebook, Instagram y los sitios grandes, pero también con los más pequeños como Snapchat (una app para móviles que permite enviar archivos que desaparecerán como máximo 10 segundos después de ser recibidos por el destinatario), además de las tecnologías nuevas como la realidad virtual o la realidad aumentada. Y lo que nos da Jeff Bezos es la oportunidad de invertir dinero e intentar cosas distintas en estas plataformas.

¿Cómo ha pasado un medio tradicional como The Washington Post a ser uno de los diarios más leídos en internet?

Han sido 20 años desde que empezamos con internet. Fue en 1995, o sea que no ha sido un tiempo corto. En este periodo hemos fallado muchas veces. Y, cuando fallamos, lo que hacemos es admitirlo e intentar otra cosa nueva. Así, en estos 20 años hemos aprendido mucho. Y las cosas que hemos aprendido nos ha hecho mucho mejores.

También lo que ha pasado es que en el mundo periodístico digital estábamos, por un lado, nosotros, The New York Times, The Wall Street Journal, y en el otro lado, plataformas digitales puras. Y lo que nos está pasando a los dos es que vamos cada uno en la dirección del otro. Nosotros estamos aprendiendo lo que usan ellos para ganar audiencias grandes y ellos están contratando a periodistas tradicionales para tratar de hacer el contenido a nuestro nivel. Lo que creo que va a pasar ahora es que vamos a chocar en el medio dentro de unos años. Los que estén mejor posicionados ganarán y los demás perderán.


¿Cómo ha cambiado la forma de trabajar de los periodistas de The Washington Post en internet? ¿Qué hacen ahora que no se hacía hace diez años?

Todo. Es una transformación completa. Hace diez años, por ejemplo, nuestra oficina digital estaba a media hora en metro de la sede principal del periódico. Era como una star-up, una compañía independiente en otro Estado. Ahora estamos todos juntos. Ahora todos somos periodistas digitales, da igual donde estés, hasta la gente que hace el periódico, la que lo diseña, tiene un trabajo digital.

¿Cómo se presenta el futuro de los medios? ¿Dónde está la oportunidad?

Estamos en un mundo dividido en dos. A un lado tenemos lo que yo creo que es la mejor oportunidad de hacer periodismo de la historia por los avances tecnológicos, las plataformas nuevas, el móvil€ Tenemos la oportunidad de que mucha más gente vea nuestro trabajo. Millones más que cuando estábamos solo en papel. Pero, por otro lado, lo que hemos perdido es el modelo de negocio. No tenemos la forma con la que poder obtener los ingresos que se podían conseguir antes. Cada vez más periódicos van a tener contenidos de pago, esto ya está aceptado. Y creo que el futuro consiste en un poco de dinero de suscripciones, un poco de los anuncios, un poco de eventos y un poco de lo que se nos ocurra. El modelo va a estar más roto en pedazos, pero creo que va ser bastante para sostenernos.

¿Qué es lo que quiere el usuario de los medios digitales hoy?

Los usuarios, muchos de ellos, acceden a The Washington Post sin saber que van a hacerlo. Sólo el 20% de nuestra audiencia viene de la portada de internet del periódico. Nosotros dependemos de las redes sociales y del SEO (las siglas de optimización en motores de búsqueda, en inglés) para atraer audiencia. Es una experiencia totalmente distinta. Mucha gente entra para leer un artículo y se va. Y tenemos que estar preparados para esto, tenemos que tener métodos para que la gente se quede, por ejemplo.

El número de usuarios que visita The Washington Post desde las redes sociales supera al de los que acceden directamente a su web. ¿Qué papel juegan estas redes en el periodismo de hoy en día?

Enorme. Tenemos que ver como una oportunidad que a través de estas redes llegue nuestro contenido a un número de personas que nunca lo habrían visto sin ellas. Nosotros tenemos que buscar una estrategia para todas las redes y encontrar métodos para ganar en todas estas plataformas. Las personas han decidido que va a haber una nueva comunicación por estas redes tan importantes en sus vidas, y nosotros tenemos que estar ahí.

¿Es posible seguir ofreciendo contenido de calidad cuando todo se consume a gran velocidad?

Sí, yo no creo que sea incompatible. Algunos piensan que si voy a hacer contenido digital tengo que hacer como Buzzfeed (un portal de EEUU centrado en los contenidos de tipo 'viral'). No, se pueden hacer las dos cosas. Hay que tener estrategias para todo y decidir qué porcentaje de la gente va a trabajar en cada plataforma. Nosotros tenemos unos 700 periodistas y podemos dedicar 15 a investigaciones y 16 a trabajar en las redes sociales y en SEO. No es cuestión de elegir entre una cosa u otra.

En España, el consumo de noticias por móvil es cada vez mayor. ¿Cómo influirá el móvil en el periodismo? ¿Influirá esto en la forma de redactar?

Uno de los objetivos es que el contenido tiene que funcionar en todos los teléfonos del mundo, y esto es muy complicado, porque hay 40 o 50 sistemas distintos. Además, el contenido tiene que caber en una pantalla mucho más pequeña, el vídeo a veces no tiene que tener sonido€ Necesitas un estilo distinto. ¿Artículos muy largos en el móvil? No. Pero imágenes y elementos visuales, sí.

¿Cómo será la redacción y el periodista del futuro y qué importancia tendrá el aspecto técnico en ellas?

Los técnicos van a tener un papel más importante, porque la tecnología va a ser cada vez mejor. Y, como ha pasado con la integración de los vídeos en los medios, cuando hay un problema técnico, necesitas gente que lo resuelva. El periodista del futuro, por su parte, va a tener una presencia enorme en las redes sociales, va a tener la habilidad de trabajar en diferentes plataformas, incluyendo el móvil, el vídeo, la fotografía y, por supuesto, escribir. Y también va a poder hacer sus gráficos para añadir elementos visuales en las redes sociales, por ejemplo.

Se está planteando ya el uso de la denominada 'realidad virtual' en las noticias digitales. ¿Qué otras tendencias tecnológicas influirán en el periodismo?

No sé sabe aún, es posible que la 'realidad virtual' no acabe de concretarse en algo importante para nosotros. Lo que creo yo es que habrá muchas más redes sociales. Habrá algo grande, el próximo Snapchat, y lo único que podemos hacer nosotros es esperar y cuando empiecen a salir estas plataformas, atacarlas y poner nuestro contenido en ellas.

¿Qué experiencia tiene sobre la forma en la que los lectores digitales están siguiendo las primarias en EEUU?

Nunca había visto el nivel de interés de ahora en el proceso político de las primarias en EEUU. Está a unos niveles increíbles. Ahora, tenemos tres tipos de audiencia. A un tipo le gusta un candidato como Donald Trump. Otro odia a Trump y quiere leer todo lo malo de él. Y el tercero no entiende a Trump y está intentando comprender este fenómeno. Para nosotros es una situación muy buena porque tenemos más lectores que nunca en nuestros temas políticos.