jueves, 11 de agosto de 2016

Assange podrá ser interrogado en la embajada de Ecuador de Londres

LONDRES.- El equipo legal de Julian Assange "dio la bienvenida" hoy al hecho de que "finalmente se hayan puesto en marcha medidas" para que Suecia interrogue al fundador de WikiLeaks en la embajada de Ecuador en Londres.

En un comunicado, el equipo de abogados del australiano, coordinado por el español Baltasar Garzón, respondió así a la notificación formal de la Fiscalía de Ecuador a la sueca, en la que comunica su disposición a que se interrogue a Assange en la legación ecuatoriana en Londres, donde está refugiado desde 2012.
Assange lleva solicitando a la Fiscalía sueca que se le tome declaración en la embajada de Quito en la capital británica "desde agosto de 2010".
"El anuncio llega tras seis años de una total inacción por parte de la Fiscalía sueca", apunta su defensa.
Assange pidió asilo a Quito para evitar que el Reino Unido le entregara a Suecia, donde se le requiere con relación a delitos sexuales que él niega, pues teme que una vez allí pueda ser extraditado a Estados Unidos, donde podría enfrentarse a un tribunal militar por las filtraciones hechas a WikiLeaks.
El equipo legal del activista indica que "la conducta arbitraria de la fiscalía fue hallada ilegal por la ONU a comienzos de año, y la negativa del fiscal a tomar declaración a Assange también fue considerada ilegal por las altas cortes suecas en noviembre de 2014 y en mayo de 2015".
Los abogados del exhacker aluden al dictamen del Grupo de Trabajo sobre Detenciones Arbitrarias de la ONU, que estableció el pasado febrero que Assange "se encuentra en situación de detención arbitraria", y pidió al Reino Unido y a Suecia que pusieran "fin a la privación de libertad" del australiano.
Consideran también que "la conducta ilegal del fiscal ha ocasionado un daño irreparable a su salud, sus derechos y su vida familiar".
"El Grupo de trabajo sobre Detenciones Arbitrarias de la ONU halló que el caso de Assange está plagado de violaciones de proceso y de condiciones que equivalen a tortura, y que Suecia ha infringido sus obligaciones internacionales", concretó Garzón en la nota.
La reacción del equipo de Assange llegó después de que la cancillería de Ecuador señalara también que en las próximas semanas se fijará una fecha para el interrogatorio y recordara que desde hace más de cuatro años ese Gobierno ha ofrecido cooperación para que se produzca en su sede diplomática en Londres.
Ecuador indica que su ofrecimiento, junto a otras acciones jurídicas y políticas, se ha hecho "para alcanzar una solución satisfactoria para todas las partes, poner fin a las innecesarias dilaciones en el proceso y garantizar la tutela judicial efectiva".
El Gobierno ecuatoriano propuso a Suecia la negociación de un acuerdo de asistencia legal en materia penal, que fue firmado en diciembre, y que sirve como marco jurídico para el interrogatorio.