sábado, 7 de enero de 2017

Noruega cerrará la radio FM en un arriesgado e impopular cambio a lo digital

OSLO.- Noruega podría convertirse en el primer país que empieza a desconectar la radio en Frecuencia Modulada (FM) la próxima semana, en un arriesgado e impopular salto a la tecnología digital que será seguido de cerca por otros países que están considerando si siguen su ejemplo.

Quienes se oponen a la medida dicen que el Gobierno se está apresurando con la decisión y muchas personas podrían perderse advertencias sobre emergencias que hasta ahora se han emitido a través de la radio. Una preocupación en concreto son los dos millones de coches que circulan por las carreteras noruegas que no cuentan con receptores Digital Audio Broadcasting (DAB).
Un 66 por ciento de los noruegos se opone a desconectar la FM, sólo un 17 por ciento está a favor y el resto no tiene una opinión formada, según una encuesta de opinión publicada por el diario Dagbladet el mes pasado.
No obstante, el Parlamento dio el visto bueno definitivo para la medida el mes pasado, atraídos por el hecho de que las redes digitales pueden incorporar más canales de radio.
Suiza planea un cambio similar a partir de 2020, y Reino Unido y Dinamarca son dos de los países que también están considerando el cambio. Una transición sin problemas al DAB, que ya emite en toda Noruega, podría alentar a estos países a efectuar el cambio.
El apagón de la FM, introducida en los años 50, empezará en la ciudad de Bodoe, en el norte del país, el 11 de enero.
Para finales de año, todas las cadenas nacionales que emiten en FM se cerrarán en favor del DAB, cuyos partidarios dicen que transmite menos ruido y ofrece un sonido más nítido en todo el país de cinco millones de habitantes, plagado de fiordos y montañas.
"Somos el primer país que apagará la FM pero hay otros que avanzan en la misma dirección", dijo Ole Joergen Torvmark, responsable de la Radio Digital en Noruega, que es propiedad de las cadenas nacionales NRK y P4 para ayudar en la transición.
Torvmark dijo que los coches eran el "mayor reto", ya que un buen adaptador digital para una radio de coche FM cuesta unas 1.500 coronas noruegas (174,70 dólares).
Un miembro de la coalición gobernante fue tajante, sin embargo, al plantear preocupaciones similares a aquellas expresadas por miles de ancianos y conductores en sondeos y otros lugares.
"Simplemente no estamos listos aún", dijo Ib Thomsen, un parlamentario del Partido del Progreso, socio en el gobierno liderado por los conservadores.
"Hay dos millones de coches en las carreteras noruegas que no tienen receptores DAB, y millones de radios en los hogares noruegos que dejarán de funcionar cuando la red FM se desconecte. Por lo que, definitivamente, hay una preocupación de seguridad", dijo.
Por el mismo coste, la radio digital en Noruega permite ocho veces más cadenas de radio que la FM. El actual sistema de FM y redes digitales paralelas, que cuestan cada uno en torno a 250 millones de coronas, debilita la inversiones en programas.
Entre otras naciones, Reino Unido planea revisar la necesidad de un cambio una vez los oyentes digitales alcancen el 50 por ciento. Esto podría alcanzarse a finales de 2017 en base a la actual tendencia, dijo Yvette Dore, portavoz de la Radio Digital de Reino Unido.

No hay comentarios: